Blogia
elpoetaenelvagon

 

No sintió miedo. La venda que le cubría los ojos le impidió ver cómo una escopeta de cañón recortado le apuntaba, amenazadora, a la cabeza. A menos de dos palmos, el arma prometía escupir metal y fuego. Se preguntaba qué pasaba, mientras escuchaba la música clásica que sin descanso atronaban los auriculares que tenía encasquetados a los oídos. Por ello no advirtió el amartillar del arma y no sintió miedo.

Tres segundos después, la música cesaba de golpe y su masa gris encefálica barnizaba la pared.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

3 comentarios

Hard.- -

Tenemos miedo de no controlar la situación. Existe el miedo ante lo desconocido. De hecho, este último miedo puede ser mayor que otra clase de miedos. En este caso, nuestra imaginación puede hacernos creer en la existencia de gigantes, cuando unicamente se trata de molinos de viento.

[Post homenaje a Don Quijote en su V Centenario] je,je,je
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Carlos -

A veces hay miedo al no conocer ni por los sentidos ni por la razón.
Y no debemos olvidar que el miedo muchas veces es una respuesta irracional a una aparente realidad.
Evite análisis simples, amigo.

desaparec1d0 -

El miedo está provocado por los sentidos. Si no sentimos ni padecemos... ¿¿de qué hemos de tener miedo??
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres